TÍTULOS O

  • ODA A UN BANQUERO, de Lindsey Davis. Falco ve recompensada su dedicación a la literatura, pero lo que parecía un futuro brillante como escritor no tarda en torcerse y convertirse en una pesadilla. La súbita y misteriosa muerte de un escrito le obliga a introducirse en el peligroso mundo de las letras, lo que le llevará a descubrir los entresijos que se ocultan bajo el glamour. Pero debe enfrentarse además a varios problemas domésticos: su esposa Helena Justina se ha peleado con los constructores de su nueva cas, su padre está atravesando el peor momento de su vida, su hermana es acosada por Anácrites… demasiado para un hombre como Falco al que los acontecimientos acaban por sobrepasar. Como ya nos tiene acostumbrados la autora, esta vez la novela va sobre el mundo editorial y principalmente sobre escritos y agentes.
  • ODISEO Y PENÉLOPE, de Mario Vargas Llosa. ¿Vivió Odiseo las historias maravillosas que refiere a los deslumbrados feacios en la corte del rey Alcino? No hay manera de saberlo. Pudiera ser que sí y que su excelente memoria y su habilidad narradora enriquecieran sus credenciales de hombre de acción.
  • ORÁCULOS GRIEGOS, de David Hernández de la FuenteEste ameno libro acerca de los Oráculos griegos en la Antigüedad viene a cumplir con la tarea pendiente en la bibliografía en español de proporcionar una introducción general al tema válida para no especialistas. Dividida en tres partes –«Origen y formas de la adivinación en la Antigüedad», «Funciones de los oráculos griegos» y «Oráculos del mundo griego»–, la obra ofrece una completa panorámica de un fenómeno que durante más de mil años desempeñó funciones de importancia capital en la Grecia antigua, sirviendo de alivio a inquietudes similares a las que asaltan al hombre de hoy en día, desde la toma de decisiones (o la justificación de las mismas) en el caso de los políticos, a la incertidumbre acerca de asuntos de salud en el de los particulares. La profusión de anécdotas que jalonan el texto, aunada al rigor y el conocimiento de David Hernández de la Fuente, hacen de éste un libro imprescindible para todo aquel interesado en el mundo antiguo.
Anuncios