TÍTULOS A

  • A LA SOMBRA DEL OLIMPO. HISTORIAS BREVES DE GRIEGOS ILUSTRES, de Francisco Vila y José María IzquierdoEn Grecia, quizá como resultado de la cultura de tantos griegos, comienza la humanidad a dar ese decisivo paso que la llevará desde el pensamiento mágico al pensamiento racional; de lo que el hombre no domina, pues pertenece al reino de los espíritus, a lo que puede en casos dominar, pues pertenece a la realidad circundante; del inalcanzable mundo de lo divino, al tangible de la naturaleza; de lo que sólo se puede explicar con la ayuda de los dioses, a lo que la ciencia explica satisfactoriamente; en definitiva “del mythos al logos”. Esperemos que este libro nos aproxime –siquiera mínimamente- al “logos”, es decir a la palabra, al diálogo, a la razón; en definitiva, que nos acerque a la convivencia y nos aleje del fanatismo.
  • A LOS LEONES, de Lindsey Davis. En esta novela Falco conocerá de cerca y se introducirá entre bastidores en el mundo de los juegos circenses, para comprobar hasta qué punto se trata de un negocio corrompido. El asesinato de una de las grandes estrellas del Circo Máximo le llevarán a África y desde luego lo acompañarán su esposa y su hija.
  • ADRIANO, de Anthony Birley. Adriano abandonó descaradamente las conquistas orientales de Trajano, su predecesor, y construyó nuevas fronteras en Germania, Norte de África y Britania (el famoso muro de Adriano) para limitar la expansión del Imperio. Además, realiza un interesante análisis de su dramática vida personal, donde destaca en particular su romance con el joven Antínoo, cuya trágica muerte en el Nilo dio lugar a numerosas especulaciones que barajaban desde el suicidio hasta un sacrificio ritual.
  • ADRIANO, de José María Blázquez. Adriano, nacido en Itálica, fue nombrado emperador como sucesor de Trajano, que no tenía descendencia directa. De carácter diametralmente opuesto al de su antecesor, era un enamorado de la cultura griega que prescindió de la vieja camarilla de Trajano.
    Fue siempre contrario a las guerras, pero cuidó de que el ejército se mantuviera disciplinado y entrenado. La vida intelectual floreció en los años de su gobierno, con historiadores como Arriano, Plutarco y L. Anneo Floro. Roma vio cómo se erigían construcciones como el Panteón, el Templo de Venus o Tívoli, y también en las provincias se construyeron magníficos edificios costeados por el emperador. Adriano prestó especial interés a las provincias del Imperio y su administración fue fundamental para el futuro del Imperio.
  • ADRIANO EMPERADOR, de John de Abate. El mayor dilema al que se tuvo que enfrentar Adriano, el hombre más poderoso de su tiempo, no fue gobernar Roma sino aceptar la pérdida de Antinoo, su más grande amor, que se suicidó a los 17 anos de edad y a quien el emperador convirtió en dios.
  • AFRICANUS, EL HIJO DEL CÓNSUL, de Santiago PosteguilloA finales del siglo III a. C., Roma se encontraba al borde de la destrucción total, a punto de ser aniquilada por los ejércitos cartagineses al mando de uno de los mejores estrategas militares de todos los tiempos: Aníbal. Su alianza con Filipo V de Macedonia, que pretendía la aniquilación de Roma como Estado y el reparto del mundo conocido entre las potencias de Cartago y Macedonia, constituía una fuerza imparable que, de haber conseguido sus objetivos, habría determinado para siempre el devenir de Occidente. Pero el azar y la fortuna intervinieron para que las cosas fueran de otro modo.
    Pocos años antes del estallido del más cruento conflicto bélico que se hubiera vivido en Roma, nació un niño que estaba destinado a cambiar el curso de la historia: Publio Cornelio Escipión.
  • AGAMENÓN Y LA GUERRA DE TROYA, de Anne-Catherine Vivet-RemyEl presente libro cuenta la historia de la familia de los átridas, desde Tántalo hasta Orestes, prestando especial atención a la figura de Agamenón y los hechos que desembocaron en la guerra de Troya. Por sus páginas, que recogen algunos de los episodios más conocidos de La Ilíada o La Orestea, desfilan personajes como Aracne, Ulises, Aquiles, Paris o Electra, lo que permitirá al joven lector iniciarse en el conocimiento de uno de los períodos más importantes de la historia de la cultura occidental. El texto se completa con bloques de juegos, que facilitan una mejor comprensión de lo leído, y con informaciones complementarias sobre diversos aspectos (religión, literatura, historia) del mundo griego.
  • ÁGUILAS Y CUERVOS, de Pauline GedgeTras la conquista del emperador Claudio, las tribus celtas de Albión ven como la pax romana los despoja de sus tierras e intenta acabar con una antigua cultura, cuyos rituales y ofrendas desagradan al invasor. Pueblo de guerreros y artesanos, donde las mujeres combatian igual que los hombres y el honor representaba el máximo valor, los habitantes de la nueva Britania comprenden que sólo la unidad les permitirá oponerse a la todopoderosa águila romana.
  • ALCIBÍADES, de Jacqueline de Romilly. Ensayo. No es una biografía novelada, sino un riguroso y a la vez ameno ensayo biográfico que, sobre bases documentales muy sólidas, estudia una figura emblemática, odiada y amada a la vez, tan fascinante como peligrosa: la de Alcibíades, cuya aparición y auge señalaron el declive del poderío de Atenas al mismo tiempo que el quebrantamiento de su democracia. En palabras de la propia autora: «A través de Alcibíades se entiende que la ambición es uno de los males de la democracia… Cuando se prefiere la lucha en favor de uno mismo a la gestión para terceros, el principio democrático queda viciado». La gran helenista resucita en este libro el esplendor del imperialismo ateniense, pero también nos pone en guardia contra los defectos de la demagogia. Bruscamente el destino de un hombre cuya carrera queda destrozada por sus escándalos rebasa el marco del siglo V antes de Cristo para convertirse en el símbolo de los desvíos amorales que invalidan la democracia.
  • ALCIBÍADES, EL PRIMER GRIEGO, de Josep Maria AlbaigésUna apasionante novela sobre uno de los estrategas más decisivos de la Antigua Grecia. ¿Quién fue realmente Alcibíades? Criado por Pericles y la cortesana Aspasia, discípulo de Sócrates, gran orador y habilidoso en la política, fue uno de los estrategas más decisivos en las guerras del Peloponeso, y también un maestro de las artes amatorias cuya personalidad marcó a fuego el corazón de casi todas sus amantes. Embaucador y ambicioso para algunos, diplomático y perspicaz para otros, Alcibíades sembró con su vida muchos enigmas todavía no resueltos en una de las épocas más fascinantes de la Historia.
  • ALEJANDRÍA, de Lindsey DavisIncluso un investigador romano tiene derecho a unas vacaciones, y si su esposa procede de una familia aristocrática, no es de extrañar que desee ampliar su cultura visitando alguna de las siete maravillas del mundo. Tal es el caso de Marco Didio Falco, que se embarca con destino a Alejandría para contemplar el Faro y la celebérrima biblioteca. Pero, tratándose de Falco, no tarda en aparecer un cadáver.
  • ALEJANDRO, de John Warry.
  • ALEJANDRO MAGNO, de A. B. Bosworth. Ensayo. Este estudio histórico del reinado de Alejandro Magno retoma las fuentes clásicas para presentar una nueva visión de un periodo fascinante y turbulento. El reinado de Alejandro fue testigo de la conquista militar del Imperio persa por parte del ejército macedonio, de la travesía por todo el mundo entonces conocido, del Danubio al Indo, y de los inicios de una emigración masiva que amplió los horizontes del helenismo en el Oriente Próximo. La fascinante historia de Bosworth se centra en la conquista y control del Imperio, y en los mecanismos de su consecución, a través de una narración detalladas de las batallas y campañas de Alejandro. Concluye con un estudio de la condición semidivina y de su significado en los orígenes del culto al soberano.
  • ALEJANDRO MAGNO, de Antonio Guzmán Guerra (en colaboración con Francisco Javier Gómez Espelosín). Ensayo.  ALEJANDRO MAGNO es sin duda una de las figuras más fascinantes de la historia universal. ANTONIO GUZMÁN GUERRA y FRANCISCO JAVIER GÓMEZ ESPELOSÍN trazan una amplia panorámica sobre tan portentoso personaje, abordando los grandes temas que emanan del mismo: su personalidad y sus hazañas, sus relaciones con los mundos macedonio, griego y oriental, su divinización, la construcción del mito y su evolución en el tiempo. Se completa la obra con las reproducciones de miniaturas procedentes de distintos manuscritos y con una serie de breves textos de carácter anecdótico y curioso que perfilan la figura del gran hombre.
  • ALEJANDRO MAGNO, de Gerhart Ellert. El rubicundo, joven y fulgurante Alejandro Magno ¿era un semidiós o un conquistador sin escrúpulos? Para arrastrar a las falanges macedónicas a la conquista del inmenso imperio persa, Alejandro debió ser ambas cosas a la vez. Un genio, que ejercía un ascendiente sin par sobre sus guerreros, pero también un simple hombre, no carente de debilidades: tal fue el mayor estratega de todos los tiempos.
  • ALEJANDRO MAGNO, de Gisbert HaefsMuerto ya Alejandro Magno, un grupo de macedonios se dirige al que fuera su tutor, el filósofo Aristóteles, con el propósito de que les aconseje acerca de la manera de evitar que se derrumbe el gran imperio creado por su discípulo. A partir de ese momento, Aristóteles inicia el relato de la historia de Alejandro, desde su esmerada formación en tiempos de su padre Filipo hasta la unificación del imperio, pasando por las luchas por crear la Hélade, las guerras contra los pueblos de Oriente, la aniquilación del ejército persa, la fundación de Alejandría, etc. Una vida intensa en la que se combinan la historia política y la militar y que constituye una de las mayores epopeyas de la Humanidad.
  • ALEJANDRO MAGNO, de Mary RenaultEn esta obra se adentra en uno de sus temas recurrentes y que más y mejor investigó, la vida de Alejandro Magno, para desentrañar la historia y la fábula, las medias verdades y las opiniones interesadas, y para revelar la verdadera naturaleza de un hombre singularA través de Troya, Egipto y Persia, expandió su imperio, conquistó tierras y arrasó ejércitos enteros. También fue embajador de conocimientos políticos y avances sociales. Fue un conquistador ilustrado e inteligente y, a su muerte, dejó un vacío político que desgajó su imperio en pequeños reinos, huérfanos de su sabiduría.
  • ALEJANDRO MAGNO, de Nicholas Hammond. Ensayo.
  • ALEJANDRO MAGNO, de Paul CartledgeAlejandro Magno es una de las figuras políticas y militares más fascinantes del mundo clásico. Un guerrero legendario cuya fama ha perdurado durante dos milenios, mitificado por igual en Oriente como en Occidente. Con sólo 30 años y a partir del pequeño territorio heredado de su padre Filipo II de Macedonia, Alejandro llevó a su ejército victorioso hasta los confines del mundo conocido y creó un imperio que se extendía desde el Mediterráneo hasta las montañas del Hindu Kush. Y poco después, antes de cumplir los 33 años, moría el hombre y nacía el mito. ¿Dónde acaba la realidad y empieza la leyenda?, ¿quién fue en realidad Alejandro Magno? ¿Un visionario, un megalómano, un tirano, un genio militar, un conquistador despiadado, un apasionado amante bisexual? En esta original y provocadora biografía, Paul Cartledge ofrece un completo retrato del complejo personaje y su legado. El resultado es una novedosa visión de este rey guerrero.
  • ALEJANDRO MAGNO, CONQUISTADOR DEL MUNDO, de Robin Lane FoxMonumental y excepcionalmente bien documentada, esta biografía de Alejandro Magno se sumerge en el misterio de uno de los más extraordinarios personajes de la historia, feroz conquistador de Asia y discípulo de Aristóteles, que terminó por sentar, a través de sus gestas, las bases mismas del helenismo. Lejos de ofrecer una mirada romántica y fantasiosa de la vida de Alejandro, Lane Fox recupera, con un lenguaje de insuperable maestría, todos los matices de una época histórica, desde las tácticas de batalla hasta las costumbres culinarias y sexuales, y nos acerca así a la dimensión humana de uno de los más grandes mitos de la historia de la humanidad.
  • ALEJANDRO MAGNO. EL DESTINO DE UN MITO, de Claude MosséLa vida de Alejandro Magno, uno de los personajes históricos que más admiración despierta y que más mitología ha creado en torno a su figura. Esta interesante y rigurosa biografía se centra en los últimos diez años de vida de Alejandro, el conquistador macedonio que se apoderó del Imperio persa y condujo a su ejército hasta el norte de la India. La autora, tras relatar las hazañas del rey de Macedonia de una forma clara y sencilla, analiza, desde el punto de vista histórico e ideológico, el proceso de mitificación de Alejandro Magno y su pervivencia desde tiempos del Imperio romano hasta nuestros días.
  • ALEJANDRO MAGNO, IMPERIO DE CENIZA, de Nicolás NicastroGeneral. Rey. Héroe. Dios. Alejandro de Macedonia fue el niño de oro que cumplió el viejo sueño griego de vencer a los persas y de paso conquistó en tan sólo once años el imperio más grande que el mundo había conocido hasta la fecha. ¿Pero quién fue realmente Alejandro Magno, y qué se oculta tras la leyenda? Años despues de muerto, en una Atenas en la que los viejos ideales democráticos se resisten a desaparecer, el juicio de Macón, que fue uno de los amigos más queridos del macedonio, desvelará la verdadera cara de Alejandro y revelará al mundo entero el hombre detrás del mito. Nicholas Nicastro vuelve a sumergirnos en la época clásica, esta vez arrojando nueva luz sobre la vida del más celebre conquistador de todos los tiempos. Con un punto de vista claramente heterodoxo que la aleja de las novelas históricas de fórmula más manidas, Alejandro Magno: imperio de ceniza es una obra absorbente que consigue aunar sin esfuerzo la épica más grandiosa con el drama y la intriga política de la corte. Y todo ello sin abandonar la atención al detalle y a la veracidad histórica que caracterizan a Nicastro. Sin duda, la novela más sorprendente escrita sobre Alejandro Magno.
  • ALEJANDRO MAGNO EN LA CASA DE LA MUERTE, de Paul DohertyAlejandro Magno se dispone a iniciar la invasión de Persia, una vez muerto Filipo de Macedonia, para derrotar a Darío III en la que será conocida como la batalla de Gránico. Sin embargo, empiezan a sucederse entre las avanzadillas enviadas por Alejandro diversos asesinatos misteriosos e incluso empiezan a aparecer cadáveres entre los colaboradores más próximos a Alejandro Magno, por lo que éste empieza a investigar las circunstancias de estas muertes. Para la resolución de este misterio, Alejandro Magno deberá aplicar toda la instrucción recibida durante su infancia y juventud en todas las materias de ciencias y letras.
  • ALEJANDRO MAGNO Y LAS ÁGUILAS DE ROMA, de Javier Negrete323 antes de Cristo. A los 33 años, Alejandro Magno, el mayor conquistador de la historia, está destinado a morir en Babilonia. Pero Néstor, un misterioso médico que dice haber sido enviado por el oráculo de Delfos, aparece en el instante preciso para salvar su vida. Seis años después del intento de asesinato y tras casi dos décadas de incesantes campañas en Asia y Grecia, Alejandro ha vuelto sus ojos hacia las riquezas de Occidente. En su camino hacia el dominio del mundo conocido, sólo se interpone la mayor potencia militar de Italia, una ciudad que al igual que el propio Alejandro está convencida de la grandeza de su destino: Roma. Es el momento de decidir quién ostenta la supremacía en el Mediterráneo, si las falanges macedonias o las legiones romanas. Los augures y profetas advierten de grandes catástrofes, pues el cometa Ícaro, que apareció al mismo tiempo que Alejandro volvía a nacer en Babilonia, crece noche a noche en el firmamento. Aún peor, los cálculos del extravagante astrónomo Euctemón predicen que, como en el mito, Ícaro se precipitará sobre la Tierra. Y mientras tanto, Alejandro y Roma se disponen a librar la gran batalla de la Antigüedad en las faldas del monte Vesubio.
  • ALEXANDROS, de Valerio Massimo ManfrediOlimpia, esposa de Filipo de Macedonia, se obsesiona con un sueño en el que una serpiente se cuela en su habitación y la posee. Aconsejada por una de sus doncellas, acude al Santuario de Dodona para que los sacerdotes le expliquen su significado. Le profetizan que cuando nazca su hijo, éste tendrá sangre de dios y de mortal. El hijo de Olimpia y Filipo se llamará finalmente Aléxandros y parece predestinado a convertirse en un gran héroe. En el libro se nos narra la infancia de Aléxandros, tremendamente marcada por la imagen de padre, gran militar, vencedor en mil batallas, que sueña con crear una nación macedónica; su adolescencia, momento en el cual marchará a la escuela de Mieza para recibir la formación adecuada como hijo de rey, siendo Aristóteles el encargado de su educación; sus primeras conquistas como emperador. La conquista de Asia es la hazaña que se propone Alejandro. Tiene su primera batalla con el ejército persa en su duelo con Memnón de Rodas para conquistar la fortaleza de Halicarnaso y el corazón de Barsine, su mujer. La espada de Alejandro corta el nudo gordiano y pone en fuga en Issos al gran rey Darío. Nada puede detenerle, cayendo las murallas de Tiro y Gaza, y Egipto le abre el camino hasta el oais del dios Amón, donde su oráculo le revela su origen divino y su destino de gloria inmortal. El ejército macedonio se adentra en Babilonia y asesta el golpe final al secular imperio persa. Vence a Darío en Gaugamela, y en una noche de locura, prende fuego a la soberbia Persépolis. Darío es asesinado, pero el rey de los macedonios le venga persiguiendo al regicida por las cumbres del Hindu Kush y por las esptepas de Escitia. Luego se dirige a la India, hacia el confín del mundo El bosque impenetrable y las lluvias torrenciales postran a su ejército ya extenuado, que no quiere seguir adelante. Alejandro marchará ahora hacia su último destino anunciado por prodigios inquietantes y por sombrías profecías.
  • ALEXIAS DE ATENAS, UNA JUVENTUD EN LA GRECIA CLÁSICA, de Mary RenaultLa edad de oro de la Atenas de Pericles llega a su fin con las guerras del Peloponeso. Atenas se rinde ante su enemiga Esparta como un noble y poderoso animal acostumbrado a señorear sabiamente su territorio. Pero el siglo y a.C. es también una época de exuberancia creadora y brillantez intelectual, Platón, Sócrates, Jenofonte, serán personajes de excepción en la juventud de Alexias, un muchacho ateniense que cobra vida gracias a la pluma de Mary Renault. Alexias de Atenas es una soberbia recreación de la vida cotidiana en la Grecia clásica, un canto a la amistad y al amor entre los jóvenes guerreros griegos, agridulce como el último vino que se comparte con amigos antes del combate.
  • ANÍBAL, de Gisbert HaefsAntígono, heleno asentado en Cartago, cuenta la historia de Aníbal, el gran comandante africano que en el siglo III a.C. se atrevió a desafiar el poder de Roma. Uno de los genios militares más grandes de la historia en una de las novela históricas más célebres de las últimas décadas.
  • ANÍBAL, de Karl Christ. Ensayo. Aníbal (247-183) fue uno de los más brillantes militares de la antigüedad y temible enemigo de los romanos. Esta biografía retrata al comandante cartaginés que, después de arrebatar Sagunto al poder romano, cruzó los Pirineos y los Alpes al frente de su ejército, y venció repetidamente al Imperio en el lago Trasimeno y junto al río Cannas. Una figura mítica rodeada de elefantes, travesías imposibles y astutos ardides de guerra que ha fascinado a los hombres de todos los tiempos.Karl Christ traza el perfil de su personalidad, de sus proeazas, triunfos y fracasos sobre el telón de fondo de la circunstancia histórica, militar, cultural y social en la que nació, vivó, venció y pereció Aníbal. Aquí se nos presenta un hombre que experimentó los más extremos altibajos de la existencia humana, sin dejar nunca de ser él mismo de forma consecuente e intransigente. A todas luces, una gran figura.
  • ANÍBAL, ESTRATEGA Y ESTADISTA, de Pedro Barceló. Ensayo. Aníbal. Estratega y estadista. Aníbal (247-183 a.C.) es una de las figuras más fascinantes de la Antigüedad. Aunque su paso por la historia es, en realidad, la crónica de una derrota frente a su rival Escipión, la audacia, la pasión y la grandeza desplegadas por el cartaginés siguen provocando admiración. Sus acciones -la marcha hacia Italia cruzando Hispania y atravesando los Alpes con elefantes en pleno invierno- fueron tan inusuales y llamativas que no han caído en el olvido más de dos mil años después. Su carácter irreductible y su decisión al desafiar a Roma, el estado más poderoso de su tiempo, han mantenido despierto el interés por el gran estratega a través de los siglos. El historiador Pedro Barceló dibuja en esta magnífica biografía el recorrido vital de un personaje en extremo complejo y recrea al mismo tiempo las relaciones romano-cartaginesas en su lucha por el dominio del Mediterráneo entre los siglos III y II a.C. La derrota de Cartago y la victoria de Roma son dos hitos que marcaron el destino de Europa y dieron lugar al mundo que conocemos hoy.
  • ANÍBAL Y LOS ENEMIGOS DE ROMA, de Peter Connolly.
  • ANTONIO Y CLEOPATRA, de Colleen McCulloughRoma, año 41 d. J. C. Tras la muerte del César, Octavio y Marco Antonio se ponen de acuerdo para administrar juntos el imperio: Marco Antonio gobernará en las provincias del Este y Octavio en las del Oeste, donde está Roma, el corazón del imperio. Marco Antonio buscará la ayuda de Cleopatra para perpetrar sus planes de conquista y ésta intentará seducirlo para conseguir que su hijo Caesarion, hijo de Julio César, gobierne en Roma. Mientras Octavio asegura su posición en Roma e Italia con la ayuda de su esposa y de Marcus Agrippa, Antonio reúne a sus fuerzas en Grecia para invadir Italia… Las tensiones entre ellos harán estallar una guerra entre ambas facciones y pondrán en peligro la unidad del imperio. Con gran precisión y maestría, Colleen McCullough nos transporta a los escenarios de la Roma clásica y nos ofrece un verdadero episodio épico en el que el poder, el escándalo, la guerra y la pasión son el telón de fondo para un impresionante reparto de personajes brillantemente construidos.
  • ANTONIO Y CLEOPATRA, de William ShakespeareEn el que se considera su texto más sensual y ardiente, el poeta relata la pasión mutua entre el general romano Marco Antonio y la reina egipcia Cleopatra mezclando sensualidad, poder, ambición y entrega.
  • AÑO 69, de Juan Luis PosadasEl Imperio romano en la época en que nació Jesús, era poco más que el patrimonio personal de una serie de gobernantes más o menos autocráticos nacidos o conectados por vía adoptiva con la familia de Julio César y de su sobrino-nieto Augusto. Ambos políticos, probablemente dos de las personas más influyentes de la Historia universal, fundaron un Estado que mantenía las apariencias institucionales de la vieja República oligárquica romana, pero que en el fondo funcionaba como una autocracia férreamente dirigida por emperadores que sustentaban su poder en el dominio de las legiones romanas y la manipulación de los deseos del pueblo y del Senado. Cuando murió Nerón, el último representante de los Julios y los Claudios, la dinastía fundada por Augusto, se puso en entredicho la Constitución romana en su vertiente imperial: una sucesión de generales intentaron hacerse con el poder y fundar sus propias dinastías, durante un año, el 69 d. C.: desde generales que se habían rebelado contra Nerón, como Galba, perteneciente a una antigua familia republicana, a Otón, que reivindicaba el nombre de Nerón y sobre todo su forma de gobernar. A ellos sucedieron después Vitelio, de familia también antigua, pero que había menguado con los Claudios, y Vespasiano, el hombre nuevo, de baja extracción, que fue el que finalmente triunfó.En esta crisis del año 69 d. C. se pueden, pues, observar las características del poder romano, la composición y fuerza de sus legiones, y el carácter y principios políticos de los diferentes emperadores.
  • AQUA SALUS, de Jesús Sánchez Adalid.
  • AQUILA EL ÚLTIMO ROMANO, de Rosemary SutcliffAquila, un joven oficial, decide en el último momento permanecer en Britania, su verdadera patria, abandonando las legiones que retornaban definitivamente a Roma. En esta crónica, repleta de emocionantes aventuras, se relatan las andanzas de Aquila al unirse al caudillo romano-británico Ambrosius, y las luchas que sostienen ambos contra el traidor Vortigern y sus aliados invasores: los sajones.
  • ARETES DE ESPARTA, de Lluís PratsAretes, anciana lacedemonia, se dispone a recordar los acontecimientos que han marcado su vida. Será su voz, serena y apasionada, la que describa la azarosa historia de su familia —que contra su voluntad se verá envuelta en las intrigas de la época— y, a través de ella, la forma de pensar y vivir de los espartanos, sus leyes y sus costumbres, y revele los problemas internos y las traiciones en la ciudad, la creciente enemistad con Atenas y la destrucción del terremoto que asoló Esparta. Será ella quien detalle los hechos que marcaron el futuro de su pueblo: la mítica batalla de las Termópilas y la posterior y definitiva batalla de Platea, en la que los persas fueron finalmente expulsados de Grecia. Todo ello en un relato introspectivo, tierno y crítico a la vez, en el que se descubre una historia de amor y valor, de honor y pérdida. Una historia de los hombres más valerosos que hayan pisado la Tierra, inmortalizada por la memoria de una mujer.
  • ARIADNA EN NAXOS, de Javier AzpeitiaUn grupo de guerreros griegos someten la próspera ciudad cretense de Cnosos, sustituyendo un pacífico matriarcado por una ley patriarcal y militar, e imponiendo el culto a sus dioses violentos para borrar el que la ciudad daba a la Diosa Madre, al ocio y a la embriaguez. Pero asombrosamente la ciudad se desdobla, y sus costumbres ancestrales sobreviven en la clandestinidad gracias a Europa, Pasífae y Ariadna, tres sacerdotisas que se suceden en la defensa y la transmisión de los valores de su cultura. Poliido, un joven extranjero que finge ser adivino, se verá abocado a una misión cuyo significado no alcanza a imaginar: encontrar al heredero secreto de Europa y salvar a Cnosos de la destrucción. Nutriéndose del género de aventuras, y ambientando la acción a caballo entre un tiempo mítico y el histórico, Ariadna en Naxos nos lleva desde el rapto de Europa hasta la entrada de Teseo en el laberinto, pasando por el nacimiento del Minotauro o la muerte de Ícaro, y ofrece, al ensamblar todas las historias, una metáfora de las contradicciones de la cultura occidental.
  • ARISTÓTELES DETECTIVE, de Margaret Anne DoodyEn el año 332 a. C., mientras Alejandro Magno, el que fuera discípulo de Aristóteles,lucha contra el rey de Persia por el control de Oriente, en Atenas aparece el cadáver de uno de los más respetados ciudadanos con una flecha atravesándole el cuello. El espectáculo horroriza y repugna al joven Estéfano, pero su estupor aumenta al descubrir que todas las sospechas apuntan a su primo Filemón. En ausencia de éste, y según marca la ley ateniense, será Estéfano quien se ocupe de su defensa e intente esclarecer el asesinato, para salvar así el honor de la familia. Estéfano acude en busca de asesoramiento al que fuera su maestro, Aristóteles, y de este modo el célebre filósofo se convierte en un auténtico detective.
  • ARMAS DE GRECIA Y ROMA, de Fernando Quesada. Ensayo. Los hoplitas espartanos fueron el ejército más temido de su tiempo y en las Termópilas grabaron con su sangre, y sobre todo con la de sus enemigos persas, la leyenda de su ferocidad. Tiempo después, las falanges de Alejandro Magno aterrorizaron y conquistaron medio mundo para su caudillo durante la odisea militar más espectacular de la historia. Por último, las legiones romanas construyeron a base de disciplina, eficacia y valentía el imperio de los césares. Estas tropas de la antigüedad forjaron su leyenda gracias a su armamento. Los hoplitas de las poleis griegas, como Atenas o Tebas, combatieron con sus particulares escudos y lanzas, que convirtieron a sus tropas en las más afamadas del mundo. Por su parte, los macedónicos revolucionaron el panorama militar con la introducción de la lanza más larga de la historia, la sarissa, para que sus falanges se adueñaran de medio mundo. Finalmente, el pilum y el gladius, la combinación ofensiva de los legionarios romanos, impusieron su mortal eficacia sobre los anteriores, pero también sobre las hordas galas y germanas o los mercenarios cartagineses.
  • ASESINATO EN LA VÍA APIA, de Steven SaylorEl investigador Gordiano el Sabueso en otra intrigante novela de misterio. Un baño de sangre amenaza a Roma. Publio Clodio y Tito Milo han comenzado una terrible lucha por controlar las elecciones consulares. Pero cuando en plena Vía Apia aparece el cádaver de Clodio, y Milo es acusado del crimen, Roma se convierte en un hervidero de revueltas callejeras. Así las cosas, Pompeyo el Grande recurre una vez más a gordiano para que resuelva el caso.
  • ASÍ VIVIERON EN LA ANTIGUA GRECIA, de Raquel López Melero. 1 El medio físico: el mar, el campo y la ciudad. 2 El cuidado del cuerpo: la higiene, el arreglo personal y las comidas. 3 El rol masculino: la defensa y el control de la polis. 4 El rol femenino: la maternidad y el control del oikos. 5 La infancia y la adolescencia: la educación y el atletismo. 6 La ocupación del tiempo: la actividad, el trabajo y la diversión.
  • ATILA, de Patrick HowarthBiografía de Atila, el rey de los hunos, que durante siglos ha sido conocido como un tirano sangriento.
  • ATILA, de William Napier.
  • ATILA, EL REY BÁRBARO QUE DESAFIÓ A ROMA, de John ManDurante veinte cruciales años a comienzos del siglo V, Atila tuvo el destino del imperio romano y el futuro de toda Europa en sus manos. El decadente imperio, que dominaba el mundo occidental desde su doble capital de Roma y Constantinopla, estaba amenazado por tribus bárbaras del este. Fue Atila quien creó el mayor ejército bárbaro. Su imperio rivalizó brevemente con el de Roma, extendiéndose desde el Rin hasta el Mar Negro, del Báltico a los Balcanes. En numerosas incursiones y tres grandes campañas contra el imperio romano, se ganó una inmediata e imperecedera reputación de crueldad.
    Pero en él había algo más que mera barbarie. El poder de Atila procedía de su asombroso carácter. Era caprichoso, arrogante y brutal, aunque también lo bastante brillante como para ganarse la lealtad de millones de individuos. Los humo lo consideraban semidivino, los godos y otros bárbaros lo adoraban, occidentales cultos estaban orgullosos de servirle. Atila también fue un astuto político. Desde su base en los prados húngaros, enviaba secretarios latinos y griegos para chantajear al imperio. Al igual que otros déspotas, antes y después, dependió del respaldo financiero extranjero, y supo aprovecharse de las debilidades de sus amigos y enemigos. Con esta mezcla única de cualidades, Atila casi llegó a dictar el futuro de Europa.
    Al final, sus ambiciones acabaron con él. La insensata petición de la mano de una princesa romana y ataques en el interior de Francia e Italia lo condujeron a una muerte repentina en los brazos de una nueva esposa. No fue suficiente para fundar un imperio duradero, pero sí para empujar a Roma hacia su caída final.
  • AUGUSTO, EL PRIMER EMPERADOR, de Anthony Everitt. Ensayo. En esta dinámica y atractiva biografía, el autor nos muestra la profunda humanidad de un hombre extraordinario, de un dotado y poderoso gobernante.
    César Augusto fue uno de los hombres más influyentes de la historia y el primer emperador de Roma.
    Trabajó concienzudamente, reconstruyó Roma y la transformó en una poderosa metrópolis y en uno de los centros políticos y artísticos más importantes del mundo antiguo.
  • AUGUSTO. LAS MEMORIAS, de Allan MassieAugusto reconstruye las memorias presuntamente extraviadas del verdadero fundador del Imperio Romano, el hijo de Julio César, el amigo y luego enemigo de Marco Antonio, protector de Horacio y Virgilio, el rival de Cicerón.
  • AVENTURAS DE TELÉMACO, de Francoise Fenelon.
Anuncios